Acuerdo para el control de la procesionaria

Las fumigaciones comenzarán el 10 de octubre

Durante las últimas reuniones de las Entidades Urbanísticas, muchos vecinos expresaron su preocupación ante la, a su juicio, creciente presencia de la oruga procesionaria. El alcalde de Marugán, Francisco Roque, como representante del Ayuntamiento, se comprometió a tomar medidas para mejorar el control de la población de este insecto. 

De acuerdo con ese compromiso, el consistorio se puso en contacto con la Diputación de Segovia y la Junta de Castilla y León para solicitar ayudas, principalmente económicas, que se destinarían a los tratamientos contra la procesionaria que hubiera que llevar a cabo. Hasta la fecha no ha habido respuesta positiva a esta petición desde las administraciones.

Además continúa en conversaciones, tanto con la Diputación como con la Junta, para intentar lograr que se fumiguen los pinares que rodean a la urbanización y que quedan fuera del término municipal de Marugán.

Por otro lado, el Ayuntamiento se sumó al comité formado para buscar soluciones al problema, integrado por representantes de las diferentes fases de la urbanización, quienes contaron con el asesoramiento de un biólogo.

El grupo se reunió el 27 de junio, el 26 de julio, el 9 y el 12 de septiembre para analizar la información disponible y las opciones existentes. Finalmente se tomó la decisión unánime de iniciar la fumigación de los pinos lo antes posible mediante medios terrestres. Para ello las Entidades Urbanísticas encargaron presupuestos a diferentes empresas de control de plagas. Se elegió el de APLISA, tanto por sus condiciones económicas como por los productos insecticidas que se emplearán en los trabajos.

El coste del tratamiento asciende a 29.034,68€ (IVA incluido), y el pago se repartirá entre las cuatro Entidades Urbanísticas de la urbanización, Servihabitat y el Ayuntamiento. Cada parte abonará la cantidad que le corresponda de acuerdo a la superficie fumigada en cada caso. La intervención se efectuará entre los días 10 y 24 de octubre.

La fumigación cuenta con el visto bueno del Jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia, José Ignacio Quintanilla Rubio. Desde la Junta de Castilla y León se hizo hincapié en que el mantenimiento del buen estado de la masa vegetal es obligación de los propietarios, y que la presencia de oruga procesionaria en ningún caso se considera emergencia fitosanitaria, ya que difícilmente puede constituir una plaga forestal. Pero como problema de salud pública que puede llegar a ser, dejan la puerta abierta a la intervención, siempre que se prescinda de medios aéreos.

 

Acuerdo para el control de la procesionaria was last modified: octubre 6th, 2016 by Helena García
A %d blogueros les gusta esto: