Santiago Marugán: “Tenemos vocación de gobierno”

El concejal de AEMP, Santiago Marugán, nos comenta su postura en asuntos como el colegio municipal, las subvenciones a la urbanización o el rechazo de su grupo a los presupuestos presentados por el alcalde.

 

Potenciar el colegio de Marugán siendo realista con las inversiones

La situación del colegio local es un tema candente tras la presentación del recurso contra la resolución de la Dirección Provincial de Segovia. Desde AEMP están decididos a apostar por la continuidad y mejora del edificio, pero “hay que ser realista con las inversiones que se hacen a largo plazo”. Santiago Marugán considera fuera de lugar en este momento plantear una ampliación o una nueva construcción cuando existe incertidumbre en torno al aumento del número de niños en el pueblo: “Habrá que hacer mejoras, sí, siempre se han hecho. Si empezamos a ver que la población aumenta y los niños también, será el momento de ampliar, pero ahora la tendencia es la contraria”.

La intención de su grupo es “potenciar el colegio de Marugán de modo que sea atractivo, dejando claro que los padres siempre han decidido dónde llevar a sus hijos y lo seguirán haciendo”. Acerca de la circunstancia actual, en la que los niños del núcleo original están adscritos a las aulas locales y los de la urbanización a las de Sangarcía, asegura que se mantiene así porque “la Junta ha hecho una apuesta concreta por aquellas instalaciones”, pero entiende que “las ventajas te las deben dar para favorecer a tu propio municipio, no a otro”, en referencia al servicio de transporte y comedor gratuitos que obtienen los niños que acuden a Sangarcía. 

Marugán en este momento es un excepción a la norma que se da a su alrededor, ya que a pesar de perder habitantes lo hace de un modo mucho más contenido que pueblos cercanos, y por otro lado cuenta con una economía saneada, factores que le permiten encarar el futuro con cierto optimismo. Por ello es un momento clave en el que elegir políticas que impulsen más aún al municipio y los servicios que ofrece.

Apuesta por la inversión, más que por un reparto de subvenciones

Tanto en las asambleas de las diferentes fases de la urbanización como en el último pleno, el alcalde Francisco Roque ha venido repitiendo que el destino de las entidades urbanísticas actualmente constituidas es ser recepcionadas por el Ayuntamiento, y con la vista puesta en ese objetivo trabaja el consistorio desde hace casi cinco años.

En cuanto al modo en que se hará, Santiago Marugán ve la coyuntura de manera diferente a la que plantea el alcalde: “se inició un camino que es el que hay que seguir; una apuesta clara por la inversión, más que por un reparto de subvenciones entre las cuatro fases, que al final queda muy diluido”. Recuerda además que no es posible destinar el dinero de una subvención a costear servicios de los que se encargan las entidades, como por ejemplo el alumbrado.

Durante la pasada legislatura se dedicó una cantidad importante de dinero a la urbanización: “quizá en los últimos cuatro años se haya hecho más inversión directa por parte del Ayuntamiento que en los anteriores 25 o 30 años”, comenta en referencia a la construcción de la zona de contenedores en el acceso principal, además de otras dos de menor superficie en la avenida Siete Fuentes, mejoras en un acceso, señalización con LEDs azules en la calzada, instalación de señalética de prevención y lucha contra incendios, el vallado de parcelas municipales y zonas verdes, y la limpieza de las mismas.

Sobre la recepción de los servicios que ahora cubren las entidades, afirma que “hay que ser progresivo, constante y tener claro que es irreversible” ya que es un proceso que “va a llevar muchos años, varias legislaturas y pueden surgir enfrentamientos entre vecinos”. Lo que ahora recaudan las entidades por medio de cuotas que se cobran a los propietarios, será lo que tenga que ingresar como mínimo el Ayuntamiento para poder hacerse cargo de los correspondientes servicios, y el modo más rápido y sencillo de lograrlo es incrementar el IBI municipal, algo que podría dar lugar a desacuerdos: “a quien que viva en la urbanización le va a dar igual pagar la cantidad por cuotas o porque le suban el IBI, pero a lo mejor a alguien que vive en el pueblo no”.

Todas las mejoras que se hagan en la urbanización serán bienvenidas, porque suponen incrementar el valor de las propiedades, pero Santiago Marugán comenta que lo fundamental es garantizar un buen mantenimiento en aquellos servicios que se vayan recepcionando, antes de plantearse aportar otros nuevos, como el minibús que el alcalde quiere incluir en el presupuesto del presente ejercicio: “creemos que hay otras prioridades”. Acerca de este asunto comenta que, si bien el municipio no está obligado a dar ese servicio, sería interesante ofrecerlo en caso de que se pudiera costear, pero cree que no es el momento adecuado: “si estamos hablando de que el ayuntamiento se haga cargo de las entidades, no tiene ningún sentido. Primero vamos a asumir el alumbrado, las calles, … y luego hablaremos del transporte”, ya que la capacidad económica de Marugán”no es ilimitada”. Servicios añadidos conllevan nuevos gastos, y generar más ingresos implica subir los impuestos.

Algo primordial a realizar según AEMP sería ejecutar una revisión de los estatutos de las entidades y actualizarlos, de modo que estén acordes con la normativa vigente. Recuerda además que cualquier modificación estatutaria tiene que pasar por el pleno: “una entidad no puede aprobar un cambio en asamblea y llevarlo a cabo, no tiene autonomía jurídica”, ya que están tuteladas por el consistorio y dependen de él. 

“Esta forma de gobernar no nos gusta”

Estima que la situación del alcalde en lo económico es ventajosa, ya que el anterior gobierno, del que Santiago Marugán formó parte, dejó unas cuentas saneadas y sin deudas: “Tiene una partida que ha heredado de nosotros, unos 800.000 euros para disponer como se estableció en los presupuestos de 2015. Tiene limitaciones, pero su capacidad” a la hora de distribuir el importe de cada partida “es muy amplia”.

Reconoce que llegar a acuerdos de cara aprobar el presupuesto es complicado, ya que implicaría incluir en él propuestas que otros grupos llevaban en sus programas, tema delicado dado que “nadie quiere que su programa lo ejecute otro”, y para hacerlo habría que lograr antes un pacto de gobierno.

Los acuerdos en ese sentido también son difíciles de alcanzar: “si estuviésemos viendo una buena gestión, podríamos encontrar un acercamiento, pero esta forma de gobernar no nos gusta”. Deja claro además que “tenemos vocación de gobierno” y manifiesta que su intención sigue siendo volver a la alcaldía: “cualquier cosa que hagamos para que el alcalde continúe va contra nuestra idea de cómo llevar el ayuntamiento”.

 

Agradecemos a Santiago Marugán su disposición para llevar a cabo esta entrevista. 

Fotografía proporcionada por el entrevistado.

Santiago Marugán: “Tenemos vocación de gobierno” was last modified: abril 15th, 2016 by Helena García
A %d blogueros les gusta esto: