Orugas procesionarias

Han comenzado a verse ya las primeras orugas procesionarias fuera de los nidos. Ante el riesgo que suponen para la salud pública indicamos aquí algunos datos informativos:

  • Las orugas están cubiertas de miles de tricomas que tienen la apariencia de pelillos, los cuales contienen sustancias alérgenas.
  • El contacto de una de estas orugas con la piel de una persona puede suponer la aparición de dermatitis, erupciones y granos. 
  • Los más sensibles al veneno pueden desarrollar rinitis y asma.
  • En niños los síntomas pueden agravarse y es importante que ante la mínima sospecha de contacto se lleve al niño o niña al servicio de urgencias más cercano.
  • Los perros corren especial peligro si una de estas orugas entra en su boca o garganta. El animal babeará más de lo normal, tendrá síntomas de picor intenso y quizá la lengua inflamada. Es fundamental lavarle la boca rápidamente con agua tibia y llevarlo urgentemente a un veterinario, ya que la urticaria puede derivar en necrosis de zonas afectadas (puede perder trozos de lengua o labios), y si llega a la glotis es posible incluso que ocasione la muerte por asfixia.

 

Orugas procesionarias was last modified: enero 29th, 2016 by Pinus Pinaster