Junta General Ordinaria de la I Fase

El domingo 28 de febrero se celebró la Junta General de la Entidad Urbanística de la I Fase en un concurrido Salón del Ayuntamiento, donde varias personas tuvieron que permanecer de pie al no disponer de suficientes asientos. Según el Administrador la asistencia fue de 91 propietarios, contando a los allí presentes y a los que delegaron su voto.

Introducción del Presidente y acta de la anterior asamblea

Antes de desarrollar el Orden del Día el Presidente en funciones, Carlos Dueñas, planteó “el derecho y la obligación moral” de la Junta a defenderse de las acusaciones recibidas durante la última asamblea y que a su juicio respondieron a “una persecución absolutamente orquestada”. En relación con ello quiso dejar patente que las cuentas de la Entidad están saneadas, hecho que según explicó se pone de manifiesto en el Informe enviado por el Ayuntamiento y también en el Informe externo encargado por la propia Junta de Gobierno.

Tras la introducción se pasó al primer punto del Orden del Día, referente a la aprobación del acta de la anterior asamblea. Terminada la lectura de la misma a cargo del Administrador, un vecino expuso sus quejas acerca de la tardanza en el envío del acta y sobre otros puntos que consideró irregulares. Además expresó la opinión de que una Junta que no ha recibido la aprobación de las cuentas de dos años ni la de un presupuesto, debería “por dignidad o por decencia” dimitir y convocar la elección de un nuevo equipo de gobierno.

El Presidente se mostró sorprendido ante los comentarios, a los que calificó de demagogos, arguyendo que se arrojaban dudas sobre unas cuentas a las que el auditor del Grupo Auditsafe dio el visto bueno y que el interventor municipal José Luis Sánchez-Ferrero consideró correctas, enunciando tan sólo pequeñas objeciones relativas a la falta de algunos justificantes que no se entregaron.

En el Salón estaba presente Manuel López-Huerta, concejal del PP en el Ayuntamiento de Marugán y Presidente de la EUCC de la IV Fase, que acudía en representación de dos propietarios. Su postura fue crítica con varios aspectos del acta, e incidió en el hecho de que no se citase la presencia de un edil del Ayuntamiento, en referencia a su persona.

Sus afirmaciones generaron protestas en la sala, y algunos de los asistentes plantearon que quienes acuden en representación de otros vecinos sin ser propietarios no deberían tener voz ni voto en la asamblea. Desde la mesa se contestó que la ley permite el voto delegado, pero que harían indagaciones para determinar las condiciones de tal delegación en cuanto a tener derecho a voz y sobre el número de propietarios que una sola persona puede representar.

Zanjadas las discusiones se procedió a votar el acta, la cual fue aprobada.

Informe del Ayuntamiento

En cuanto al punto dos, relativo al el informe del Secretario-Interventor del Ayuntamiento de Marugán sobre las actas y cuentas de la Entidad correspondientes los años 2012 (parcial), 2013 y 2014, se cedió la palabra al representante del consistorio, el Alcalde Francisco Roque, quien comenzó diciendo que a su modo de ver el comienzo de la reunión había sido la continuación de la primera parte de la asamblea de la IV Fase, celebrada el día anterior, donde “hubo un intento de ruptura y de crear mal ambiente”, y que en esta ocasión los asistentes evitaron que sucediese lo mismo. Acto seguido pidió disculpas por haber manifestado conclusiones precipitadas en la asamblea del pasado septiembre acerca de la situación de la Entidad.

Explicó que desde su punto de vista el informe elaborado por el Secretario-Interventor refleja “anomalías soportables”, como sucedía en el de la IV Fase. Hizo hincapié en el saldo positivo previsto para el 2016 y en la cancelación de deudas pendientes para principios de 2017. Terminó su intervención recordando que el objetivo del Ayuntamiento es recepcionar a las diferentes Entidades, lo cual según comentó “evitará conflictos y enfrentamientos”.

Ante la pregunta de un propietario sobre las condiciones necesarias para que el Ayuntamiento recepcione finalmente las fases, el Alcalde indicó que el factor principal para tomar una decisión favorable es la existencia de cuentas saneadas. Puso como ejemplo a la IV Fase, que dispone de varios activos y gran liquidez, y añadió que alcanzados tales objetivos de saneamiento y operatividad no tiene sentido que una Entidad Urbanística continúe existiendo.

Carlos Dueñas retomó su intervención para señalar que las negociaciones con el Ayuntamiento de cara a la futura recepción están muy avanzadas, y que el hándicap con el que cuenta actualmente la I Fase es la deuda pendiente con la empresa que arregló los viales, la cual hasta febrero de 2017 no se cancelará.

Aprovechó para destacar que a causa de “las palabras tergiversadas” del Alcalde, expresadas en el transcurso de la asamblea de septiembre, la Junta se vio obligada a encargar una auditoría independiente para así dejar de manifiesto que las cuentas estaban en orden, estudio que supuso un gasto de 2.500 euros. Algunos de los presentes replicaron que el informe no es una auditoría, lo que fue respondido por el Presidente explicando que un ente de la Administración Local, como es una Entidad Urbanística, no es auditable -de acuerdo con la Ley de Régimen Jurídico de las Administraciones Locales-, y que el informe equivalente a la auditoría técnicamente se denomina Revisión Limitada de Cuentas.

La procesionaria, los viales y otros asuntos

Hechas las aclaraciones se continuó con el punto 3 del Orden del Día, relativo a las cuentas de los años 2014 y 2015, las cuales fueron aprobadas.

En el siguiente punto fue aprobado también el presupuesto para el año 2016.

Por último se llegó al apartado de Ruegos y Preguntas, momento en que el Alcalde intervino de nuevo para explicar la gestión del Ayuntamiento respecto al problema con la oruga procesionaria y su posicionamiento actual, de acuerdo con lo ya expuesto en el bando publicado el 23 de febrero.

A continuación se inició un debate entre varios asistentes acerca de las obras de reparación de los viales y la forma en que se habían rematado. La Junta intervino para aclarar que existe un informe firmado por un arquitecto que avala la correcta ejecución de lo realizado.

Sobre la denuncia de posible delito ecológico presentada por un vecino en relación con el vertido de escombros en la parcela dotacional, el Presidente comunicó que las diligencias han sido archivadas por el Seprona, con lo que dio por terminada la reunión y emplazó a los propietarios a la próxima asamblea que tendrá lugar en septiembre, durante la que se producirá la renovación de los cargos de la Junta de Gobierno.

 

Comentarios en Facebook
Junta General Ordinaria de la I Fase was last modified: marzo 7th, 2016 by Helena García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *