Firmas para solicitar fumigación aérea contra la procesionaria

Lucha contra el incremento en la población de la oruga procesionaria del pino

Ayer el alcalde de Marugán, Francisco Roque, junto con representantes de la II, III y IV fase, entregó 913 firmas de vecinos y visitantes del municipio. La recogida se hizo para apoyar una petición. Y es que muchas personas en Marugán llevan años solicitando que se permita la fumigación aérea del pinar con el fin de controlar la población de la oruga procesionaria. El Ayuntamiento y las entidades urbanísticas de las cuatro fases de la urbanización secundan la solicitud. Por ello el viernes se hicieron llegar las firmas tanto a la Delegación Territorial de la Junta en Segovia como a la Subdelegación del Gobierno.

Argumentan que desde 2012, año en que se prohibieron las fumigaciones aéreas en España siguiendo una directiva europea, la población de orugas ha ido creciendo paulatinamente. Los diferentes medios de control que se han probado vía terrestre han tenido una baja eficacia por diversos motivos. Además, la reciente sucesión de inviernos suaves, ha favorecido el aumento de la presencia de la oruga, ya que mueren menos larvas debido al frío.

El real decreto español establece algunas excepciones a la prohibición, excepciones que ya han servido para que en otros puntos del territorio se realizasen tratamientos vía aérea. Sin embargo, la Junta de Castilla y León ha dado a entender que en el caso de Marugán no cabe aplicarlas, dado que la mayor parte del pinar de la localidad tiene carácter urbano. La propuesta de la Delegación Territorial de Segovia del Servicio de Medio Ambiente se centra en continuar las aplicaciones que se han venido haciendo, empleando insecticidas respetuosos con flora y fauna aplicados mediante cañones pulverizadores, instalar una red de trampas de feromonas y disponer en zonas sensibles otras trampas con forma de embudo que se colocan alrededor del tronco de los árboles. Junto a todo ello, ofrece cajas-nido destinadas a favorecer el anidamiento y presencia de aves insectívoras.

La postura de la Junta de Castilla y León, está refrendada por diversos científicos y grupos como Ecologistas en Acción, Arba o Seo-Birdlife. Investigadores de la Universidad de Granada (UG) y la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) han puesto en duda la eficacia de las fumigaciones aéreas a la hora de intentar controlar las explosiones demográficas de la oruga de procesionaria. Sin embargo en su estudio, publicado en la revista Forest Ecology and Management, reconocen que cuando el daño se extiende a todo un rodal o a varios rodales, “estos tratamientos locales se hacen insuficientes. En este caso, la técnica más común de combatir la procesionaria es mediante la fumigación aérea con insecticidas”. A esa medida, aplicada de forma puntual, le seguirían tratamientos preventivos mantenidos de forma continua.

El alcalde de Marugán alega que la urbanización, pese a ser terreno urbano, reúne una serie de características muy particulares que la convierten en un caso especial, y que por ello podría ser objeto de la aplicación de excepciones contempladas en el real decreto. Las 634 hectáreas de pinar están divididas en parcelas con una superficie media de 2.500 m2, cada una de las cuales puede contener hasta 60 pinos -más en algunos casos-. Por otro lado, el acceso a todas las zonas no resulta sencillo, como ocurre en entornos urbanos típicos. Cada parcela está vallada y muchas se encuentran en situación de abandono.

La principal preocupación de un gran número de vecinos es el problema sanitario que representan las orugas. Cuando comienzan a salir de los nidos, sus pelos urticantes flotan por el aire, y pueden causar alergias a seres humanos y a animales domésticos. El contacto directo origina irritaciones que pueden llegar a resultar graves. Y en el caso de Marugán, el riesgo se concentra en un aérea con unas 1.200 viviendas unifamiliares construidas, y que puede llegar a contar con una población de 5.000 habitantes en ciertas fechas, según explica Francisco Roque.

Ahora, al dejar atrás un invierno especialmente suave, y después de varios años en los que diversas intervenciones terrestres no han logrado controlar la población de esta oruga, tanto el alcalde como los representantes de la urbanización, apoyados por numerosos vecinos, solicitan a las administraciones una respuesta urgente.

Varios medios se hacen eco de la noticia:

Entrevista a Francisco Roque, alcalde de Marugán, en Onda Cero Segovia (del minuto 8 al 21):

Canal de televisión La 8 Segovia

Periódico El Norte de Castilla

Periódico El Adelantado de Segovia

 

Nota: la imagen de portada es propiedad de RTVCYL / La 8 Segovia.

Comentarios en Facebook
Firmas para solicitar fumigación aérea contra la procesionaria was last modified: julio 9th, 2017 by Helena García

Un comentario sobre “Firmas para solicitar fumigación aérea contra la procesionaria

  • el 9 julio 2017 a las 9:28 am
    Permalink

    Te felicito Helena por el artículo tan bien hecho.
    En la mancomunidad, siempre hemos sido partidarios de la fumigación aérea por las características de la Urbanización. Además, nunca hemos visto gran diferencia de toxicidad entre fumigar masivamente con cañones o hacerlo mediante avioneta a baja altura. Incluso hemos sido advertidos por algunos técnicos del riesgo de las trampas de feromonas para importar ejemplares de los pinares colindantes. También estuvimos de acuerdo con el consejo técnico de cambiar los productos insecticidas por otros productos biológicos, mas respetuosos con la fauna y la flora.

    Probablemente, para el inconsciente colectivo, autorizar la fumigación aerea sería algo equivalente a autorizar un holocausto, y eso son muchos votos. Otra visión tiene el que padece el problema, de ahí que se consigan mas de 900 firmas en el pinar, algo que sería muy dificil para cualquier otra causa justa.

    La mancomunidad de las Entidades Urbanísticas, órgano serio de gestión de las fases de la urbanización, financia y lidera la estrategia actual de control de la infestación, siendo de agradecer la postura valiente del Sr. Alcalde, poniendose al frente de dicha intervención.

    Por desgracia, las actuaciones hasta la fecha han sido infructuosas, entre otras cosas, por no haber sido eficazmente planificadas, sobre todo en las fechas de intervención, resultando muy deficientes en términos de coste-eficacia.

    La lucha contra la procesionaria minimizando los daños colaterales es muy dificil, pero mucha es la motivación de la comisión que la lleva a cabo, a quienes deseo todo el éxito por el bien de todos nosoros.

    Gracias Helena.

Expresa tu opinión (el envío del comentario junto con una dirección de correo electrónico implica la aceptación de la Política de Privacidad de esta página web)

A %d blogueros les gusta esto: