Desfibriladores en Marugán

Mejora en la atención sanitaria urgente del municipio gracias a dos desfibriladores y a la formación en RCP

Hace una semana ocho personas asistieron al curso de reanimación cardiopulmonar (RCP) y desfibriladores organizado por el Ayuntamiento de Marugán. Con este tipo de formación homologada por la Junta de Castilla y León, y que habilita legalmente a esas personas para hacer uso de un desfibrilador, se completaba el primer paso dado por el Ayuntamiento de cara a mejorar la atención médica de la localidad, y que consistió en la instalación de dos desfibriladores portátiles: uno en el Polideportivo Municipal y otro en el Centro Médico.

La intención del consistorio es continuar el proyecto comenzado, que culminaría en la formación de un grupo local de Protección Civil, cuyos miembros serían los encargados de prestar un primer auxilio en caso de emergencia, entre otras labores.

Marugán se encuentra en un punto geográfico delicado en lo que se refiere a asistencia médica urgente, ya que la llegada de una ambulancia supone unos 30 minutos, tiempo que puede resultar crítico en algunos casos, especialmente en los de problemas coronarios o pulmonares. Ante un paro cardíaco la tasa de supervivencia disminuye un 10% por cada minuto que pasa. La probabilidad aumenta si se interviene inmediatamente después del paro aplicando masaje cardíaco, y crece aún más si se utiliza un desfibrilador en los primeros 4 minutos, ya que el uso de este aparato incrementa un 70% las posibilidades de recuperación.

España está a la cola de los países de Europa en la implantación de desfibriladores: en Francia hay instalados 15,7 por cada 100.000 habitantes, en Dinamarca 9,26, en Alemania 8,54, y en España 1,7. Y no sólo eso, el porcentaje de población formada en técnicas de resucitación cardiopulmonar (RCP) es muy bajo en comparación con otros países desarrollados.

Según el vicesecretario de la Sociedad Española de Cardiología y presidente del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar, Ignacio Fernández Lozano, “la probabilidad de sobrevivir a una parada cardíaca en la calle en España es del 5%. Como cada año se producen unas 30.000, eso quiere decir que se salvan 1.500”, mientras que en otros lugares, donde los desfibriladores en lugares públicos son más abundantes, el porcentaje es mayor: “el 30% en Ámsterdam, y el 60% en los colegios mayores de EE UU, donde todos, alumnos y profesores, han sido entrenados”.

El paro cardíaco causa la muerte de unas 30.000 personas en España cada año. La tasa de supervivencia es aproximadamente del 5% pero podría aumentar hasta un 15% si se practican las maniobras de RCP, y hasta el 30% si además hay un desfibrilador cerca listo para usarse, lo que implicaría entre 4.500 y 9.000 muertes menos al año.

Con la instalación de los dos desfibriladores y la formación en RCP de ocho personas, Marugán se coloca muy por encima de las cifras nacionales, mejorando notablemente la cardioprotección de sus habitantes.

 

Información sobre RCP y cadena de superviviencia

Desfibriladores en Marugán was last modified: mayo 12th, 2016 by Helena García

A %d blogueros les gusta esto: