Control de la oruga procesionaria

Tras quedar desestimada la fumigación vía aérea al no conceder las administraciones autorización para llevarla a cabo, se confirma la necesidad de mantener los tratamientos terrestres.

La empresa de control de plagas S&S Suministros y Servicios, de Marugán, viene efectuando desde hace semanas el control, reposición e instalación de trampas con feromonas. Hasta la fecha se han recargado todas las trampas y se han instalado 41 nuevas.

Se estima que desde principios de julio han desaparecido más de 30 trampas. Algunas posiblemente cayeron al estar instaladas en árboles que fueron talados durante la limpieza de la zonas verdes, pero otras muchas puede que hayan sido robadas. A partir de ahora las trampas se pintarán con pintura fosforescente, para de ese modo facilitar el reconocimiento de las mismas en caso de que caigan o se trasladen a otros lugares.

Al parecer las capturas de machos de procesionaria han sido elevadas, en especial en el límite de la urbanización con Monterrubio. Los técnicos de la empresa especifican que si la limpieza de las zonas verdes se hubiese hecho antes, disminuyendo así la densidad de pinos, se habría contribuido a reducir en parte la presencia de mariposas.

Desde la semana pasada no se han observado nuevas capturas, y dado que en estas fechas se inicia una nueva fase en el desarrollo de la oruga procesionaria, no será necesario reponer las feromonas.

El siguiente paso en el control de la población de orugas es el tratamiento vía terrestre. La misma empresa que se encarga del control de las trampas, S&S, es la adjudicataria del contrato, cuyo importe es de 8.200 euros (más IVA).

La fumigación se hará con cañón pulverizador, aplicando un insecticida biológico y recorriendo todas las calles, zonas verdes y el perímetro de la urbanización. El cañón tiene un alcance asegurado de 35 metros. En caso de contar con viento a favor puede llegar a ofrecer un abanico de 70 metros de longitud. Dado que entre las calles paralelas hay una distancia media de unos 145 metros, es muy recomendable realizar fumigaciones también desde dentro de las parcelas, para así incrementar la eficacia del tratamiento.

Por otro lado hay que recordar que un insecticida químico, como el que se usaba años atrás, proporciona una eficacia del 70-75%, mientras que los insecticidas biológicos, como los que se han empleado en los últimos años y el que se usará de nuevo próximamente, bajan la eficacia del tratamiento al 60, e incluso, al 50%. Este motivo hace que sea especialmente importante fumigar el mayor número posible de parcelas desde su interior. Los técnicos estiman que la intervención en 100 parcelas mejoraría considerablemente los resultados.

Los importes a satisfacer por los propietarios que quieran fumigar sus parcelas son los siguientes (precios consensuados con la Comisión Interfases):

  • Tratamiento con cañón pino a pino, con dificultad (por acceso, densidad, altura, etc.): 90 euros.
  • Accediendo a la parcela con vehículo y fumigando desde el centro (baja dificultad): 50 euros.

Estos precios serán efectivos si se solicita la fumigación a través de las entidades urbanísticas o del Ayuntamiento.

El tratamiento se llevará a cabo entre el 15 de septiembre y el 15 de octubre, en función de la climatología. La fecha exacta es algo que se irá concretando a partir de la última semana de agosto, cuando comience a disminuir la temperatura ambiente. Según como se presenten las condiciones, en cuanto a probabilidad de lluvias y temperaturas, se ajustarán los plazos. Lo ideal es que cuando los huevos de la oruga procesionaria eclosionen, el veneno esté ya en el árbol.

La empresa S&S ofrece además la endoterapia como tratamiento complementario (consultar precios). Consiste en inyectar al tronco de los árboles productos fitosanitarios para eliminar la presencia de la procesionaria. Es una de las medidas autorizadas por la Junta de Castilla y León para controlar la oruga procesionaria.

A posteriori, después de que las orugas supervivientes hayan elaborado los nidos, lo deseable sería tratar los bolsones directamente con lanza o cortarlos y quemarlos. De este modo mejoraría notablemente la eficacia de los trabajos, y se favorecería un mejor control con trampas de feromonas de cara a la siguiente temporada.

Para las orugas que lleguen a descender de los nidos, S&S también ofrece la instalación de trampas de tipo embudo en los troncos de los árboles (consultar precios).

 

 

Control de la oruga procesionaria was last modified: agosto 9th, 2017 by Helena García
A %d blogueros les gusta esto: